martes, 21 de junio de 2016

Reseña de La estación de las flores en llamas

Sinopsis

La aclamada autora de En el país de la nube blanca vuelve con su mejor saga familiar ambientada en Nueva Zelanda. Una epopeya literaria tan emotiva como fascinante, por la escritora que ya ha seducido a más de ocho millones de lectores de todo el mundo.
Mecklemburgo, 1837: el sueño de una vida mejor convence a los familiares de Ida de emigrar a Nueva Zelanda. Pero cuando el barco llega por fin a la Isla Sur, a todo su pasaje le espera una sorpresa desagradable. ¿Así es realmente la tierra prometida?
Pronto el destino de Ida toma un giro tan inesperado como el de su amor secreto hacia Karl y el de su amistad con la exótica Cat..., hasta que llega la noche de la gran inundación.

Reseña

En este maravilloso libro vamos a vivir la apasionante historia de Cat, Karl e Ida. Podría decirse que es como un triangulo de amor en secreto.
Karl hará todo lo posible por seguir a Ida a las nuevas tierras. Sin dinero, consigue un billete para viajar a Nueva Zelanda, la tierra prometida, pero sus sueños se van haciendo realidad a medida que entabla relación con el magnate Beit.
Esta obra me recuerda mucho a los Amish porque las mujeres no tienen ni voz ni voto y deben ser sumisas. Sus vestimentas deben ser largas y prácticamente oscuras. Ida trata de revelarse mucho contra esas leyes y más cuando Karl les advierte de que las tierras que van a adquirir sufren muchas inundaciones, si bien la comunidad no le hace caso. Se verá sumergida en un matrimonio forzoso donde todo son malos tratos y nada de amor.

Cat tiene una bonita historia desde el principio. Aunque nace en un prostíbulo no desea seguir allí, así que huirá para refugiarse en una tribu Maorí donde conocerá sus costumbres y será adoptada.
En está novela nos contarán cómo eran las luchas entre los blancos y los indígenas por conseguir un trozo de tierra.
Sarah Lark ha escrito una historia muy interesante y entretenida que nos atrapará desde el principio hasta el final.

1 comentario: