lunes, 10 de julio de 2017

Reseña de Una familia imperfecta

Sinopsis

Narrada en primera persona por su protagonista, Cándida, Una familia imperfecta es el relato de una profunda crisis vital, cuyo desarrollo y consecuencias resultarán reconocibles para muchos lectores.

Hija mayor de una familia acomodada venida a menos, Cándida deja a su marido en Madrid y vuelve a su Barcelona natal para acompañar a su madre, una mujer despótica y resentida, hasta la residencia donde pasará sus últimos meses de vida.

Sus únicos parientes son su hermano, Ángel, enfermo de cáncer, y una tía paterna, cuya etapa de juventud ejerció de referente sofisticado y liberador. Enemigas encarnizadas, tía y madre son guardianas de los secretos que se van revelando a lo largo de la novela. A medida que Cándida va descubriendo lo que su propia familia se ha dedicado a ocultar durante décadas, asistimos a la historia de una saga formada por descendientes de la burguesía barcelonesa y terratenientes de provincias.

Reseña

Centrada en personajes que tenían guerra y posguerra aún muy cerca, su peso se hace sentir todavía en la Cataluña de hoy que Cándida encuentra a su regreso. Una novela que habla de mujeres a las que el acceso a la educación y la cultura no sirvió para salvarse de estos demonios familiares que siempre acaban dando alcance.

Hay personas que me han comentado que esta novela está escrita para mujeres, porque nos desvela cómo las mujeres de esta familia son importantes y cultas, y descienden de la burguesía barcelonesa, pero yo discrepo de esa opinión puesto que tratará varias tramas vividas en la Cataluña de los años de la riqueza, independencia, la guerra civil española pasando por la posguerra hasta la actualidad.

En esa época se pensaba que la mujer debía cuidar de su madre, pero Cándida salió huyendo de esa responsabilidad por lo mal que se llevaba con ella; una mujer despótica que siempre exigía más solo por el mero hecho de sentirse superior y que, desde que dio a luz a Ángel, lo arrojó a los brazos de Cándida, haciendo que la niña fuera más espabilada antes de tiempo. Aunque Cándida nunca tuvo hijos, asumió el rol de madre cuando descubre que su hermano tiene cáncer, lo que le acarreará el estar viajando entre Madrid y Barcelona para visitar a su hermano y a su madre hasta el fallecimiento de esta e intentar salvar en Madrid un matrimonio que hace aguas desde el principio prácticamente. Por suerte tiene a su tía y a su hermano para no perder la esperanza y seguir luchando en la vida con las cosas que irá descubriendo.

Es una lectura muy entretenida que enganchará al lector desde las primeras páginas. Te hará descubrir grandes secretos de la historia que no se podían contar por miedo a las represalias. Vivirás la experiencia de poder enfrentarte a esa enfermedad llamada Cáncer y demostrar que se puede luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario